free simple website templates
Mobirise

La derecha se ha sentido más cómoda que la izquierda con unos colores que durante una gran parte de la historia reciente han ido de la mano de una idea de España totalitaria.

En los últimos años se ha utilizado la bandera de España en las manifestaciones contra el aborto, contra el matrimonio gay y más recientemente con la crisis catalana. No es de extrañar que muchos ciudadanos no se sientan representados, ni cómodos con ella porque aún queda el peso histórico de una idea de España asociada a esa bandera -por apropiación de la derecha- que niega la diferencia, la diversidad y la pluralidad.

No se puede regalar a la derecha los conceptos ni los símbolos de la patria y de España porque frente a los que hacen patriotismo de bandera en el balcón y cuentas en Suiza hay que reivindicar el patriotismo de la sanidad pública, la educación pública y todos los servicios públicos. 

Fotografías realizadas por @alejandria.cinque y @cachorrolozano para @semenup_